lo-bonito-de-la-vida-blog-de-viajes-y-experiencias-de-katia-santana

Nueva York, una ciudad que enamora

No podía comenzar este blog de otra manera que no fuera hablando de mi viaje a Nueva York. Llegó el día que estaba esperando desde que era niña, el sueño de mi vida se hacía realidad y la emoción me invadía desde hacía días, por no decir meses!!!

Jamás olvidaré ese primer momento en la ciudad, en el que salí de la parada de metro y me encontré automáticamente en medio de Times Square con todas esas luces y colores. La sensación que tuve no puedo explicarla con palabras, solo deciros que me quedé muda y comencé a llorar. Sí, por fin estaba en Nueva York y sabía que esos 10 días iban a ser los mejores días de mi vida!!

Foto1

Lo que dicen todos, que al principio te sientes parte de una película y parece que ya has estado ahí, es cierto. Pero una vez se va esa sensación te quedas con una aún mejor, eres parte del lugar, estás caminando entre su gente, sus impresionantes edificios, te sientes cómodo en esa gran ciudad en la que no te esperas que alguien te pare en medio de Wall Streets porque te ve con un mapa y te ofrezca ayuda sin más.

Me sentí enamorada de NY desde el minuto uno, esas calles repletas de color, esas noches de soul y jazz y como no, las mejores hamburguesas que he probado jamás (no dejen de visitar la Burger Joint situada dentro del Le Parker Meridien Hotel ni las fantásticas hamburguesas del Shake Shack ).

Foto3

Para el que no haya ido nunca, deciros que es una ciudad muy cómoda para viajar y en la que me sentí muy segura en todo momento, aun volviendo a Queens de madrugada, (nos alojamos en esta zona, en el Verve Hotel, con unas habitaciones limpias y cama comodíiiiisima, a muy buen precio y a dos paradas de Times Square), nunca sentimos miedo. Tal vez un poquito (sí, puede que algo más que un poquito jajaja) cuando fuimos los dos solos a Harlem porque íbamos en busca de alguna iglesia donde nos dejaran entrar, pero finalmente pudimos disfrutar de una misa que nos dejó sin palabras, convirtiéndose en una de las mejores experiencias del viaje.

Otro de los momentos que dejará en nosotros un recuerdo imborrable fue el día que fuimos a ver un partido de la NBA. Un verdadero espectáculo que jamás deben perderse si van en la temporada de liga o playoffs.

En definitiva, es una ciudad que te ofrece diversión a cualquier hora del día y de la noche, siempre tendrás algo que hacer pero también encontrarás esos rincones de paz en los que simplemente miras al horizonte y te recreas con la maravillosa vista que tienes frente a ti.

Sé que volveré y espero que más de una vez, porque estaré conectada por siempre a NY. Como bien dije al principio, esos 10 días iban a ser los más felices de mi vida y no me equivoqué.

Foto2

4 Comments

  • Miriam

    Responder

    Si ya tenía ganas de conocer Nueva York… gracias a tu post estoy ansiosa por ir!!! Muy bien explicado, se nota que lo escribes con la misma pasión con la que viviste ese viaje.
    Enhorabuena por el blog, Katia!

    Mucha suerte en este nuevo “viaje”!!!

    Un beso fuerte! 😘

    agosto 21, 2016 at 9:42 pm
  • Natalia

    Responder

    Hola!! Yo soy de Uruguay, viajé a finales de marzo, y estoy totalmente de acuerdo con tu gran experiencia en la Gran ciudad!! Fue mi primer viaje a NY y realmente quedé enamorada de la ciudad. No hay un sólo día que no recuerde ese increíble viaje! Es una sensación tan linda recordar cada detalle de lo vivido!! también espero volver pronto 🙂

    septiembre 14, 2016 at 4:31 pm

Post a Comment